PUENTES DE THARSIS EN PELIGRO


Puentes que languidecen

La geografía onubense dispone de un legado único como consecuencia de la intensa actividad minera que usó el ferrocarril como habitual medio de transporte de mercancías
DANI GÓMEZ HUELVA | ACTUALIZADO 21.01.2014 - 05:01
zoom
1. Puente de La Tavirona sobre el río Piedras. 2. Puente del Cascabelero entre La Zarza y Tharsis, tradicional recorrido minero. 3. Un corredor haciendo footing sobre La Tavirona. 4. Magnífica perspectiva del Cascabelero. 5. Ciclistas sobre el puente de La Tavirona, que une los términos municipales de Lepe y Cartaya. La imagen permite ver el mal estado de conservación de la infraestructura. 6 y 7. Dos accesos a La Tavirona en los que se advierte del mal estado del puente y de los peligros que entraña.
zoom
zoom
  Hablar de Tharsis es hablar de minería. El pasado de esta localidad, en plena Faja Pirítica Ibérica, está directamente vinculado y marcado por esta actividad, que le dio riqueza durante siglos y que le ha dejado un patrimonio único, que podría estar ahora en riesgo o, al menos, una parte. Se trata concretamente de una quincena aproximada de puentes que salpican el antiguo trazado ferroviario de 30 kilómetros por el que se transportaban los minerales desde la mina de La Zarza hasta Tharsis para desde allí enlazar con la vía principal por la que finalmente acababan en el cargadero de mineral de Corrales. 

Puentes que sorteando ríos, arroyos y pequeños cauces fluviales, y pese a ser infraestructuras directamente vinculadas al complejo minero de Tharsis, no se encuentran ubicados exactamente en la demarcación de esta entidad local adscrita al municipio de Alosno, sino en aquellas localidades por los que transcurrían los 30 kilómetros de este ramal, como es el caso de la propia Alosno, además de Villanueva de las Cruces o Calañas. 

Su vínculo, por tanto, radica en que todos pertenecen a un mismo trazado ferroviario, y que todos fueron propiedad de la antigua Compañía Minera de Tharsis.

Pero dichos puentes no son de titularidad pública, sino propiedad privada, ya que la Comisión Liquidadora de la Antigua Compañía Española de Tharsis puso a la venta todo el patrimonio minero. Por el contrario, el Consistorio tharsileño sí adquirió hace ya cuatro años el tramo de vía que discurre entre la estación de El Empalme (Tharsis) y el descargadero de mineral de Corrales, de 47 kilómetros, de los cuales restauró los 22 kilómetros comprendidos entre el propio Empalme y San Bartolomé de la Torre, incluidos cinco puentes que además, según el alcalde de Tharsis Lorenzo Gómez, fue declarado Bien de Interés Cultural Patrimonial por la Junta de Andalucía, garantizándose así su conservación. 

No obstante, distintas asociaciones y colectivos ciudadanos, entre ellos la Asociación de Amigos de Tharsis, temen ahora que se pierda para siempre el ramal (incluidos sus 15 puentes) que quedó en manos privadas (El Empalme-La Zarza) a tenor del importante estado de deterioro que presenta, y víctima finalmente del "soplete" de su actual propietario, una empresa dedicada a la compra-venta de chatarra que el año pasado amenazó con desmantelar dicho patrimonio. El presidente de la Asociación de Amigos de Tharsis Ernesto Deligny, José Gómez, asegura que "saltaron todas las alarmas" cuando en la primavera del año pasado el propietario "se presentó" en Tharsis "dispuesto a iniciar el desmantelamiento de los puentes", algunos de ellos verdaderas obras arquitectónicas de ingeniería industrial, como es el caso del que cruza el río Oraque o del que une las dos orillas del arroyo Cascabelero. En palabras de Gómez, lo único que pedimos es que tan valioso legado industrial "se conserve para el disfrute de las futuras generaciones". 

  También pusieron el grito en el cielo otros colectivos, entre ellos numerosos aficionados al senderismo o al ciclismo, que habitualmente hacen uso de estos antiguos trazados ferroviarios. El Consistorio tharsileño tampoco se quedó atrás y, según aseguró el primer edil de la entidad, "pese a no discurrir por nuestro término municipal, hemos realizado una oferta de compra de todo el ramal a su actual propietario, destinada fundamentalmente a proteger los puentes", aunque "la negociación aún no se ha cerrado. Esperamos tener noticias del tema aproximadamente en un mes", aseguró el primer edil. 

   El alcalde Tharsileñoquiso hacer hincapié en que "los únicos que se han interesado por la protección del ramal Tharsis-La Zarza, han sido por el momento el Ayuntamiento tharsileño y la Junta de Andalucía, que inició en junio del año pasado el procedimiento para la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz de La Zona Patrimonial de Tharsis-La Zarza mediante la Resolución de 27 de junio de 2013 de la Dirección General de Bienes Culturales e Instituciones Museísticas. 

   Así lo indicó entonces, en un comunicado, la Consejería de Cultura y Deporte que señaló que dicha inscripción "supone el máximo grado de protección patrimonial, mediante el que se reconocen sus valores históricos, industriales, arqueológicos, monumentales, paisajísticos, ambientales, urbanísticos y etnológicos". Para la Junta el patrimonio encuadrado, dentro del ámbito de la cuenca minera de Tharsis y La Zarza, "constituye uno de los referentes más importantes para comprender y conocer la evolución de la actividad minera en Andalucía, testimonio de unas formas de vida y unas culturas del trabajo que identifican de forma significativa a la Comarca del Andévalo. Se trata, además, de un enclave que en la antigüedad fue pionero en el descubrimiento de la metalurgia". 

    Según también indicó el Gobierno regional, la incoación de dicho expediente "garantiza la tutela de tan relevante registro patrimonial, asegurando la protección del trazado del ferrocarril minero, puentes, instalaciones, áreas urbanas y yacimientos arqueológicos vinculados a la actividad minera". Pese a ello, los colectivos ciudadanos y usuarios del antiguo trazado no las tienen todas consigo y temen que la prolongación en el tiempo de estos trámites permita que dicho patrimonio siga deteriorándose. 

   Así, según Alfonso Alonso, muy vinculado a la conservación del patrimonio minero en toda la Faja Pirítica Ibérica y aficionado a pedalear por este tipo de vías, asegura en el blog.OlallaReal que la eliminación de un solo puente en este antiguo trazado minero "tiraría por tierra cualquier posible transformación del mismo en Vía Verde Minera" ya que a su juicio "sería prácticamente imposible su puesta en marcha, lastrando el futuro de la zona a perpetuidad. Una sociedad moderna, avanzada y desarrollada no puede permitir semejante expolio sin mover una pestaña. Que unos señores vengan con soplete en mano a trocear un puente con más de 140 años de historia por cuatro miserables euros es intolerable" concluyó. 

  Desde la Delegación de Cultura ya ha advertido en repetidas ocasiones que el desmantelamiento o cualquier acción en los puentes supondría incurrir en un delito, ya que tanto el ramal de La Zarza como el resto del patrimonio férreo minero de Tharsis forman parte de un expediente que ya ha sido incoado para ser declarados Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de Zona Patrimonial Tharsis-La Zarza-Perrunal. La incoación del expediente implica unas medidas cautelares que lo protegen como si ya estuvieran catalogados. 

   El patrimonio ferroviario onubense no se circunscribe únicamente al ámbito de la minería. El antiguo trazado del ferrocarril entre Huelva y Ayamonte alberga una joya arquitectónica que pocos conocen, salvo los vecinos de Lepe y Cartaya, cuyos términos municipales une para atravesar el Río Piedras. Se trata del puente de La Tavirona, una construcción de hierro que, cansada ya de aguantar el paso del tiempo, también languidece a tenor de su lamentable estado de conservación. 

    El puente tiene cierta similitud con el que actualmente se emplaza en el muelle del Tinto, en Huelva, y perteneció a la línea Huelva-Ayamonte, abandonada por Renfe en 1987 por su escasa rentabilidad. Tiene 80 metros de longitud y fue construido en Gijón por la empresa Duro-Felguera en 1931. En esta misma línea existió un puente muy parecido a éste para salvar el río Odiel a su paso por Gibraleón y que quedó destruido por una riada en 1997, cuando ya todo el trazado había sido rehabilitado como vía verde. 

    Precisamente este lunes, con el objeto de evitar su desaparición, las agrupaciones locales del PSOE de Cartaya y Lepe se han unido en dicho punto para hacer una llamada de atención y pedir a sus respectivos ayuntamientos que intercedan ante las administraciones competentes para evitar que siga degradándose, al igual que todo el resto de la Vía Verde del Litoral, prácticamente abandonada y que discurre por todo el antiguo trazado minero de la Costa Occidental.

Comentarios

  1. Muy grande lo que te estás consiguiendo.
    Mucho esfuerzo, pero empieza a latir la posibilidad de conseguir una VÍA VERDE.
    Felicidades por tu trabajo y muchas gracias por el esfuerzo.
    Kiko Cano

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Realiza un comentario sobre lo descrito, se conciso y respetuoso, un saludo.